La importancia de definir tus objetivos I Spacio Oficinas Virtuales

La importancia de definir tus objetivos

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Te has preguntado ¿Qué mueve a tu corazón? ¿Qué cosas te impulsan a hacer las cosas? Generalmente tendemos a plantearnos sueños que están relacionados con nuestras pasiones, pero para nadie es un secreto que sin un plan de cómo llegar a ellos nada va a suceder. En el siguiente artículo queremos hablarte de la importancia de tener tus  objetivos claros.

Empecemos por lo básico, ¿Qué es un objetivo?

Un objetivo es una meta o finalidad, cada cosa que realizas tiene un fin específico, siempre queremos lograr algo con nuestras acciones, es importante recordar que la clave del éxito está en la constancia de nuestras acciones, además de buscar las que mejor funcionen para ti.

Tener objetivos te permite tener un sentido y puedes llegar incluso a sentirte pleno con las actividades que realices siempre y cuando estén relacionadas con lo que realmente quieres, piénsalo desde la perspectiva empresarial, una empresa que no tiene claro lo que quiere hacer, que no organiza sus departamentos, difícilmente va a lograr prosperar. Una persona sin objetivos siempre va  estar perdida y no podrá sentirse tranquila con su vida.

Para ayudarte a que logres definir lo que quieres, primero debes reconocer que cosas quieres en tu vida, reconocer tus pasiones, es un proceso constante a decir verdad, siempre vamos a estar modificando estos aspectos pero depende de ti tenerlos claros. Ahora bien, después de ello piensa en tus objetivos pero recuerda que:

  1. Son realizables. Si se marcan objetivos inalcanzables, es muy probable que te decepciones fácilmente y no quieras continuar. Y si tienes un sueño bastante grande, no lo abandones. Desglosa el sueño en objetivos pequeños y realizables y ve avanzando poco a poco.
  2. Son medibles. Debe existir alguna forma para poder medir los objetivos y saber que avanzamos correctamente. Medir el progreso hacia la consecución de nuestros objetivos es un estupendo motivador para seguir avanzando.
  3. Tienen unos límites de tiempo. Los objetivos deben tener unos límites claros de tiempo para su consecución, de lo contrario se dejarán aparcados cada vez que aparezca algo más urgente.
  4. Están escritos. Los objetivos deben estar escritos para ser recordados a menudo.
  5. Son flexibles. Los objetivos deben poder acomodarse a los cambios, sobre todo cuando definimos objetivos a largo plazo.

 

Esperamos que este articulo te haya servido para reflexionar y ponerte las pilas si aún no sabes que hacer en varios aspectos de tu vida, si estas teniendo dificultades para pensar con claridad y ser productivo en tu trabajo, te invitamos a leer nuestro blog anterior 5 formas de apoyar tu salud mental mientras trabajas de forma remota

Explora más contenidos